Prosumidor: El nuevo consumidor que también es productor

Teresa López Mendoza

Prosumidor: El nuevo consumidor que también es productor

Compartir noticia


Regresar

En las últimas décadas hemos vivido un desarrollo importante de la tecnología y consigo, los medios de comunicación digitales; creando una nueva cultura y un nuevo modo de actuar por parte de las personas en general. Esto, a su vez, también ha conllevado a cambiar la dinámica con la que las marcas interactúan con sus clientes.

La manera de promocionar productos ha venido evolucionando con el pasar del tiempo. Empezó hace muchos años con la radio, posteriormente la televisión. Ambos medios creaban un alto impacto en sus comunidades, y aceleraban el consumo debido a que se transmitía masivamente el mensaje que enviaban las marcas.

Con el pasar de los años, se volvió tan importante la influencia masiva de lo que aparecía en estos medios, que se desechaba o se menospreciaba lo que no aparecía en ellos y, de esa forma, solo se daba importancia a quienes ejercían la influencia económica para pagar por aparecer en los medios como radio o televisión. Todavía existían dos grupos claramente marcados: los que producían el producto y los que consumían el producto.

Sin embargo, en los últimos 25 años, los adelantos con el internet y redes sociales han cambiado la forma de comunicar el contenido y de consumir los productos. Waisbord (2012) explica como la creación de plataformas digitales ha modificado el flujo publicitario considerablemente, abriendo nuevas opciones a los anunciantes, destronando a los medios tradicionales.

A partir de estos avances en la comunicación digital nacen los prosumidores, que, según Toffler, son consumidores que se convierten a su vez en productores de contenido o de productos, acortando de esta manera las brechas generacionales anteriores, en las cuales el consumo y la producción eran dos áreas separadas. Larrotcha (2019) reflexiona, por otra parte, en la idea de que el prosumidor promociona el producto al consumirlo y opinar de este en redes sociales, foros o blogs.

En cuanto a la edad de los prosumidores, Jordán (2017) explica que en la actualidad son en su mayoría millennials entre los 25 y 35 años, quienes se han desarrollado en una cultura muy diferente a la de sus padres y abuelos, que crecieron con televisión y radio. De hecho, los millennials se consideran los primeros nativos digitales.

De esta manera, Ortegón (2015) da ejemplos en los que el consumidor también es un productor: cuando una mueblería envía el mueble por partes y el cliente debe armarlo en su casa, o cuando compra los paquetes de comida pre procesada que se debe terminar de cocinar en casa. Adicionalmente, tenemos páginas webs de marcas de zapatos, donde uno puede diseñar el zapato con el color que quiere, el tipo de pasador entre otros.

Las redes sociales, actualmente, juegan un rol protagonista en la comunicación digital y la interacción de los prosumidores. Un ejemplo es Youtube como herramienta de política, en la que los prosumidores editan videos con el propósito de producir y consumir contenido entretenido como herramienta de participación política de una forma más fresca y satírica.

Además de Youtube, también existe Instagram, que incluye una gran diversidad de imágenes, diseños y textos, características que lo convierten en medio de comunicación social alternativo. Los prosumidores en esa red social crean contenido apuntando a una comunidad o público objetivo, y una vez que los consiguen, obtienen beneficios económicos por la publicación de un post o una mención de recomendación de algún producto o servicio que consuman.

Entre todas las redes sociales, Facebook se mantiene como líder, sin embargo, redes como Instagram, Pinterest y Youtube experimentan mayor crecimientos (Martínez-Sala et al, 2018). El uso de cada una de ellas varía, ya que paulatinamente se abren más redes que atraen a nuevos usuarios mientras otras van aburriendo a las nuevas generaciones.

Finalmente, Islas-Carmoma (2008) establece que en la sociedad de la ubicuidad: “comunicación para todos, en cualquier momento y lugar” las figuras del emisor y rector, hoy tienen limitaciones pues la realidad los supera y desde la perspectiva de la ecología de medios, lo admite como extensión del telégrafo, que en su tiempo representó “la primera exteriorización de nuestro sistema nervioso”. El medio que más desarrolla es el que se conviene a las necesidades humanas.

En resumen, Instagram y Youtube son las redes sociales a las que más acuden los prosumidores jóvenes y adultos jóvenes. En nuestra región, los prosumidores utilizan las redes para promocionarse y para los contenidos que consideren atractivos. En Iberoamérica, la mayor parte de los usuarios en redes aún se inclina más a observar pasivamente que a producir y consumir. ¿Veremos un aumento de prosumidores en los siguientes años? Seguro que sí.

Referencias

Islas-Carmoma, J. O. (2008). El prosumidor. El actor comunicacitivo de la sociedad de la ubicuidad. Palabra Clave, 11, 29-38. Recuperado el qbril de 2021

Jordán, D., Arias, C., & Samaniego, G. (2017). La participación del prosumidor en la nueva era de la comunicación. Obtenido de https://revistas.uide.edu.ec/index.php/innova/article/view/556/1336

Larrotcha, S. (2017). El prosumidor y su influencia en los consumidores 2.0. Obtenido de https://www.im.education/blog/prosumidor-influencia-los-consumidores-2-0/

Martínez-Sala, A., Segarra-Saavedra, J., & Monserrat-Gauchi, J. (2018). Los millennials como prosumers y adprosumers en las redes sociales corporativas. Obtenido de https://scielo.conicyt.cl/pdf/cinfo/n43/0719-367X-cinfo-43-137.pdf

Ortegón, C. (2015). El prosumo: una mirada a la economía invisible. Obtenido de https://revistas.ugca.edu.co/index.php/contexto/article/view/406/926

Waisbord, S. (2012). Repensar la agenda de investigación sobre periodismo y política en la academia globalizada. Obtenido de https://www.periodistica.es/sep2016r/images/La_investigacion.pdf

Admisiones 2021

Ingresar