El álbum ilustrado y la interacción con los niños

María Paula Valarezo

El álbum ilustrado y la interacción con los niños

Compartir noticia


Regresar

Y si desea representar con palabras la forma del hombre y todos los aspectos de su membrificación, abandone esa idea. Porque a mayor minuciosidad en la descripción, más limitará la mente del lector y más alejado lo mantendrá del conocimiento de la cosa descrita. Por eso es necesario dibujar y describir.
(Bland, 1958, citado en Salisbury y Styles, 2012, p.11)

Esta cita destaca la importancia del dibujo como instrumento para facilitar la transmisión de un mensaje. Cuando texto e imagen logran relacionarse, generan mayor comprensión en el lector. Dentro de las diversas categorías de libros existentes, existe uno de ellos que tiene como característica principal la interrelación de estos dos aspectos, el nombre de este tipo de libros es el de, libro-álbum o álbum ilustrado.

Por este motivo antiguamente, el álbum ilustrado se encontraba enfocado a educar a los menores sobre los peligros existentes y la buena conducta que deberían tener. Un claro ejemplo de esto lo podemos ver en los álbumes ilustrados creados por el medico alemán Heinrich Hoffmann, quien tras sentirse desilusionado ante la literatura infantil que se comercializaba en su época, decide adquirir un cuaderno de hojas blancas y comenzar a escribir pequeñas historias para su hijo, divertidas y aleccionadoras que transmitían normas de conducta a los infantes. Hoy en día es considerado uno de los primeros libros infantiles. En sus historias se puede sentir la ironía y fuerza en las imágenes que acompañan los relatos. El libro se denominó en alemán como Der Struwwelpeter (1845), mientras que en su traducción española se lo denominó como Pedro Melenas: historias muy divertidas y estampas aún más graciosas (1987), perteneciente a la editorial José J. de Olañeta.

Ilustración

En “La historia con el encendedor” de Heinrich Hoffmann (1987), se puede evidenciar una doble página que transmite al niño un mensaje concreto. Mediante el uso del recurso literario de la personificación, Hoffmann da vida a dos gatos que intentan advertir a la niña sobre el peligro de utilizar un encendedor. Sin duda, la comunicación visual que percibe el joven lector en estas páginas resulta impactante, ya que el castigo a los niños y sobre todo físico, no se admite moralmente hoy en día.

Con el pasar del tiempo la vida de los niños ha vivido diversos cambios, lo que conlleva a que el rol comunicativo del libro-álbum tome un giro radical, “al contrario que el álbum ilustrado tradicional, en el que las imágenes realzaban, decoraban y amplificaban, en el libro ilustrado actual el texto visual asume casi toda la responsabilidad narrativa” (Salisbury y Styles, 2012, p.7). Esta cualidad es lo que convierte al álbum ilustrado en un instrumento idóneo dentro de la comunicación actual, ya que hoy en día los niños y adolescentes son cada vez más visuales, donde incluso un icono puede representar sentimientos, como se ve presente en el uso de emoticones al enviar un mensaje de texto mediante el móvil.

Las autoras Maria Nikolajeva y Carole Scott, en su libro How Picturebooks Works (2006), consideran al proceso de leer un álbum ilustrado como un ciclo hermenéutico, que nace desde mirar al álbum ilustrado como un todo, procediendo a los detalles y volviendo al todo. Este ciclo hermenéutico crea comprensión y una interpretación más profunda cada vez que se lea el álbum ilustrado. “Presumiblemente, los niños saben esto por intuición cuando exigen que se les lea en voz alta el mismo libro una y otra vez” (Nikolajeva y Scott, 2006, p. 2), los jóvenes lectores con su capacidad de imaginar e interpretar, pueden apreciar los pequeños detalles de las ilustraciones e interpretar el texto de manera más profunda, las autoras consideran que los adultos muchas veces observan a las ilustraciones como meros instrumentos decorativos.

Así mismo la autora Gloria Lapeña (2017), define al álbum ilustrado como un instrumento de socialización, debido a su carácter ineludiblemente referencial, tanto las palabras como las imágenes están ofreciendo una determinada visión del mundo, transmitiendo una serie de imaginarios que el lector recoge y utiliza para explicarse la realidad (Lapeña, 2017, p. 192).

Por este motivo, no es de sorprenderse que libro-álbum se encuentra presente en la vida de los niños a temprana edad, llegando a ser uno de los primeros recursos de aprendizaje, convirtiéndose en “un elemento formativo de primer orden en dos niveles: el de la educación literaria y lingüística, por la palabra, y el de la educación artística, por las imágenes” (Fernández, J, 2015, p.116).

Una vez determinado que la relación entre texto e imagen es un aspecto característico del álbum ilustrado y lo que contribuye a generar interacción con los niños, surge la siguiente interrogante ¿La relación entre texto e imagen es solo de tipo complementaria? la respuesta es que no, es un juego constante entre cambios de perspectivas, esto lo lleva a convertirse en una herramienta útil para el joven lector, ya que mediante las imágenes puede comprender la historia, “no sabiendo aún leer, el niño pequeño interroga interminablemente las ilustraciones de los libros y aprende muy pronto cómo descifrarlas” (Turín, 1995 citado en Hidalgo et al, s.f, p.100).

Como se puede apreciar, el libro álbum es un medio de interacción fascinante, sus coloridas páginas al ser interpretadas por los niños despiertan su imaginación e inteligencia, haciéndolo comprender poco a poco nuevos temas.

Referencias

Fernández, J. (2015). El álbum ilustrado como agente de educación artístico literaria y genero. El caso de mamá, de Mariana Ruíz Johnson. España: Universitat Jaume I. Institut Universitari d’ Estudis Feministes i de Gènere. Recuperado de:
http://repositori.uji.es/xmlui/handle/10234/141768

Hidalgo Rodríguez, M. C. (2015). Multiculturalismo y exclusión social en álbumes ilustrados: método de análisis. Venezuela: Revista Opción.

Hoffmann, H (escritor, ilustrador). (1987). Pedro Melenas y compañía, traducción de Victor Canicio. Madrid: Impedimenta

Lapeña, G (2017). Ilustrar, Narrar y Caminar. La Ciudad como Huella Arqueológica y como Escritura de la Memoria. (Tesis Doctoral). Universidad de Murcia, Murcia.

Nikolajeva, M. y Scott, C. (2006). How picturebooks work. Reino Unido: Routledge

Salisbury, M y Styles, M (2012). El arte de ilustrar libros infantiles concepto y practica de la narración. España: BLUME

Admisiones 2021

Ingresar