La educación no crea al hombre, le ayuda a crearse así mismo

Rocío Torres

Rocío Torres

Compartir Boletín


Regresar

La proforma presupuestaria para el 2019 presentada por el Ministerio de Economía y Finanzas y enviado a la Asamblea Nacional, presenta un rubro que asciende a $31.318 mil millones – lo que equivaldría al 27,7% del PIB (sin incluirse la Cuenta de Financiamiento de Derivados Deficitarios) según datos del Ministerio. Esta proforma muestra diversos recortes y ajustes económicos para lograr zanjar la recesión y el déficit fiscal del país. Más sin embargo, uno de los cambios que muestra esta proforma, y que ha sido uno de los más discutidos junto con los destinados a la salud, es el rubro destinado para la educación superior que es de $1297,91 para el 2019, siendo que para el presente año se destinó para este mismo sector cerca de $1443,03; es decir un 10% más.

Varias instituciones de educación superior han mostrado su descontento y desaprobación total a lo asignado, advirtiendo que esto podría llevar al estancamiento de funciones de las universidades o hasta su “privatización” en el peor de los casos. Por su parte, el presidente Lenín Moreno ha afirmado que las medidas que se tomen no afectarán ni mucho menos detendrán el funcionamiento de las instituciones, lo único que buscan como fin de esta propuesta es la “racionalización de recursos” para poder afrontar la crisis que vive el país.

Con respecto a esta situación, se debe tomar muy cuenta lo importante que es el sector de la educación – no solo para nuestro país, sino para la sociedad en general – y que los fondos destinados para esta no deben ser tomados como un gasto que desembolsa el Estado sino como una inversión. La educación es la herramienta amiga de un pueblo, es gracias a ella que una sociedad puede surgir, mejorar, progresar. Los rubros destinados para la educación tienen una importancia indiscutible puesto que permiten el acceso gratuito a millones de estudiantes a este derecho, mantenimiento de las instalaciones para que sean propicias y adecuadas, pago de los servidores públicos que laboran en el ámbito educativo, permiten llevar a cabo investigaciones en las instituciones, entre otros aportes. En el supuesto que estos lleguen a reducir – menciono supuesto debido a que aún se encuentra siendo analizada por la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional – la misma sería un desacierto total por parte del Gobierno Nacional y también por nuestra parte, al mostrarnos impávidos ante tal situación.

Si bien es cierto, lo que está buscando el gobierno es encontrar una vía eficaz para poder afrontar la crítica realidad que vivimos hoy en día los ecuatorianos, debe este analizar profundamente los cambios a realizar. Existen muchas recomendaciones por parte de profesionales con respecto a modificaciones a la proforma presentada que puede – y debe – el Gobierno Nacional tomar en cuenta en los cambios que vaya a realizar.

Maurice Debesse
Estudiante
Facultad de Derecho UEES

Admisiones 2019

Ingresar