Emprendimientos y marketing experiencial post pandemia covid-19

UEES - Universidad Espíritu Santo > Comunicación > Emprendimientos y marketing experiencial post pandemia covid-19

Por Carlos Luis Torres Briones

Hablar de emprendimiento siempre será un gran desafío y un tema apasionante, más aún que Ecuador lidera la tasa de emprendimiento de América Latina, según el portal Esmeraldas News (2021); alrededor de un 30% de la población posee un negocio nuevo o reciente, y estos datos se presentan por 2 tipos de motivaciones: el emprendimiento por oportunidad o por necesidad, este último muy asociado a los efectos que tuvo la pandemia en época de Covid y al incremento de la tasa de desempleo en este periodo.

Sin embargo, un fenómeno muy particular que se ha podido evidenciar en este último tiempo, y es que, así como muchos negocios fueron afectados por la pandemia, muchos otros han apostado abrir sus puertas y crecer, lo interesante en este contexto es que quienes han apostado por la innovación y por lo digital, es aquel que ha empezado a ganar espacios.

Es en este contexto es que los emprendimientos deben enfocar mucho sus esfuerzos al buscar el  posicionamiento de sus marcas, considerando muy de cerca los cambios que se han dado en el comportamiento del consumidor en sus distintas generaciones.

Según estudio de Kantar (2021), las marcas hoy deben ser modelos a seguir, «hacer frente a la crisis y demostrar que se puede combatir» encabeza la lista de la generación X, mientras que los Baby Boomers esperan que las marcas sean «prácticas, realistas y ayuden a los consumidores en su vida diaria». Pero lo más importante para los Millennials y Centennials es que las marcas «actúen como un modelo a seguir y guíen el cambio».

Al final todos están esperando algo de las marcas, por lo cual los emprendimientos han ganado mercado sabiendo utilizar las herramientas tecnológicas, con mayor capacidad de adaptación a los cambios y con visión innovadora, no viciada de la actividad que por años muchas otras empresas vienen haciendo.

Algunos investigadores o personajes de opinión coincidían en época de confinamiento, que el año 2020, fue unos de los periodos más críticos tanto en aspectos de salud y economía de nuestro país, y que en el mes de mayo del mismo año, la situación seguiría crítica, lo cual no se aleja de la realidad.  Pero así mismo fue un momento crucial para las marcas pequeñas o emprendedores, porque era el inicio de una nueva oportunidad de competir en igualdad de condiciones, indistintamente del tamaño de la empresa, la carrera arrancaba desde el punto de partida.  

Es así que muchos negocios tuvieron la oportunidad de competir, sin importar grandes recursos económicos, sino llegando a su consumidor de manera directa, apostando a las redes y al marketing digital, con productos y servicios innovadores, pero sobretodo con la capacidad de poder llevar sus productos al cliente en el menor tiempo posible y con una atención personalizada, permitiendo al cliente vivir una experiencia más allá del servicio.

Vender en tiempos de pandemia (COVID-19) significa adaptarse a las preocupaciones de los clientes, al confinamiento y las limitaciones de movilidad, cambios de paradigmas y sobre todo a nuevos hábitos de consumo (Labrador, Suarez y Suarez, 2020).

Según Fernandez (2021), Facebook encabeza la lista de redes sociales con más usuarios llegando a 2.740 millones, seguidos de You Tube y Whatsapp con 2.291 y 2.000 usuarios respectivamente.

Las redes sociales que inicialmente fueron creadas con la finalidad de generar comunidades y utilizada por las empresas para generar socialización e interacción como parte de sus procesos de fidelización, hoy los emprendedores las ven como su retail virtual, la oportunidad de dar a conocer su producto o servicio de forma mucho más económica, sin incurrir en los gastos e inversiones que generan campañas en otros medios.

Es que el tema de presupuestos si es un factor importante, así como lo es la situación social y de salud que ocurre por efectos de la pandemia. Por otra parte, según los últimos datos del Ministerio de Salud (MSP), hasta el 7 de junio de 2021 el país ha recibido 3.761.369 dosis, del número de dosis recibidas representa solo el 19,3% del total de vacunas adquiridas por Ecuador, ese escenario nos ha hecho vivir en los últimos meses una montaña rusa de emociones, en las que el consumidor ya está nuevamente en las calles, pero aún con el miedo y preocupación por su salud, pero por el otro lado con la convicción de que debe regresar a la vida normal que se tenía antes de la pandemia.

Sabemos que las emociones venden y gran parte de las decisiones de compra son emocionales; Manzano, Gavilan y Avello (2012) mencionan que debemos tener en cuenta la nueva forma de entender las compras:

  • Adventure shopping: ir de tiendas por la aventura, la diversión, la estimulación y la sensación de encontrarse en otro mundo. 
  • Social shopping: ir de compras con los amigos o la familia, socializando e interactuando con otros mientras se compra.
  • Gratification shopping: ir de compras como medio para premiarse a uno mismo, estimulados por el efecto reductor del estrés y del mal humor que conlleva comprar. 
  • Idea shopping: ir de tiendas para mantenerse al día de las tendencias de la moda y comprobar la aparición de novedades. 
  • Role shopping: ir de compras para otros con el consiguiente placer y felicidad que se experimenta al encontrar el regalo perfecto.
  • Value shopping: ir de compras en búsqueda de gangas, rebajas o de productos al mejor precio.

Es así que el marketing experiencial sigue tomando forma aún más, el consumidor es cada vez más emocional y entender ese comportamiento es fundamental para la gestión comercial y de marketing; al consumidor hay que motivarlo con buena actitud, generar satisfacción, darle afecto, en otras palabras, que viva una experiencia ya sea en el punto de venta o en los canales digitales.

Las emociones experimentadas convergen en memorabilidad, se eleva el nivel de recuerdo y se enriquecen los contenidos de la imagen de la marca, lo que estimula las compras y alimenta relaciones con la marca intensas, estrechas y duraderas (Manzano, Et. all, 2012).

En emprendimiento hay un largo camino por recorrer, hay oportunidades para quienes se encuentren listos para aprovecharlas y para quienes decidan correr el riesgo, lo importante siempre será recordar que a más de tener un buen producto o servicio, se debe no solo satisfacer al cliente, sino lograr encantarlo, hacerlo que viva una experiencia por lo cual nos recuerde, y por ende conseguir un actos de compra repetitivos.

Referencias bibliográficas

Ekos Negocios (2021). Emprendimiento e innovación: Claves para reactivar la economía 2021. Disponible en: https://www.ekosnegocios.com/articulo/emprendimiento-e-innovacion-claves-para-reactivar-la-economia-en-2021

El Mercurio (2021). Cerca del 30% del emprendimiento en el Ecuador surgen de la necesidad. Disponible en: https://elmercurio.com.ec/2021/03/16/cerca-del-30-de-emprendimiento-en-ecuador-surgen-de-la-necesidad/

Esmerladas News (2021). Ecuador lidera la tasa de emprendimiento en Latinoamerica. Disponible en: http://www.esmeraldasnews.com/ciencia-y-tecnologia/item/2289-ecuador-lidera-la-tasa-de-emprendimiento-en-latinoamerica

Labrador, H., Suarez, J., Suarez, S. (2020). Marketing en tiempos de crisis  generados por la Covid-19. Revista Espacios 41 (42), 199-206.  Disponible en:  https://www.revistaespacios.com/a20v41n42/a20v41n42p17.pdf

 Manzano, R., Gavilan, D., Avello, M., Abri, C., Serra, T. (2012). Marketing Sensorial: Comunicar con los sentidos. Madrid: Pearson Education

Leave a Reply